24/10/10

Si no despierto, Lauren Oliver

Bueno, como lo prometido es deuda, aquí os traigo la reseña de Si no despierto de Lauren Oliver. Comienzo con la ficha técnica del libro:


Título: Before I Fall- Si no despierto
Autor: Lauren Oliver
Sinopsis: Imagina que sólo te queda un día de vida. ¿Qué harías? ¿A quién besarías? ¿Hasta dónde llegarías para librarte de morir? Samantha está a punto de averiguarlo: el viernes 12 de febrero será su último día. O, mejor dicho, sus últimos siete días, porque todo va a repetirse una y otra vez hasta que se dé cuenta que cambiar las cosas….está en su mano.

Lo primero, en varios blogs he visto que han comparado las portadas y los títulos inglés- español. Respecto a esto, a mí la portada española me parece bastante bonita, precisamente cuando estaba en la librería y vi varios libros de más menos la misma temática, fue la portada la que me ayudó a escoger este y no otro. Por otro lado coincido en que la traducción del título deja mucho que desear, ya que “Antes de que caiga” hubiera sido más acertado, que Si no despierto, creo que el verbo CAER incide más en la sensación de la protagonista de caer cada vez que se acaba uno de los 7 días.
 Sueño que caigo en la oscuridad. Caigo, caigo, caigo. ¿Se puede decir que caes si nunca llegas al fondo?


Samantha Kingston es la típica popular superguay  una alumna del Jefferson popular, guapa, con unas amigas que son unas zorras  super populares también. Además Sam tiene como novio a Rob al chico por el que toda chica del instituto suspira que es un capullo integral jefe del equipo de fútbol, guapo y demás tópicos americanos. Por otro lado está Kent, un amigo de la infancia de Sam que se ha convertido en un extraño para ella “el friki-Kent” para los amigos (o no tan amigos). Juliet Sykes, una compañera de clase con la que se ceban el grupo de las divinas. Precisamente el libro cuenta el día de Cupido, que es el día en el que en el instituto Jefferson se envían rosas para demostrar lo popular y querida que eres. Asi que aquí os cito lo que se le ocurre hacer a Lyndsay para “alegrarle el día de Cupido” a una “amiga”:
Juliet no había recibido ni una sola rosa. De modo que le cambió la tarjeta a una de las suyas y se la pegó con celo en el casillero de Juliet. En la tarjeta escribió: “tal vez la próxima vez haya más suerte…o no”.
 La historia empieza situándonos en el instituto con Sam y sus amigas y poco a poco iremos comprobando como éstas abusan de su posición de popular tratando a los demás como auténtica basura.   
Pero antes de que empieces a señalarme con el dedo, déjame hacerte una pregunta: ¿tan mala fui? ¿Tanto que merecía morir, morir así? Las cosas que hice, ¿fueron mucho peores que las que hace cualquiera? ¿De verdad fueron peores de las que haces tú? Piénsalo.
Y así es como Sam nos sumerge en su historia, llena de situaciones cómicas como las innumerables fiestas con sus amigas, estresantes como los más vividos exámenes de biología , situaciones en las que te da ganas de lanzarle algo a la cabeza a más de un personaje (Lyndsay o Rob preferentemente) o sólo ganas de llorar. Porque sí, este libro tiene de todo lo que he dicho anteriormente además de citas preciosas (os pongo las citas en cursiva, espero que os gusten tanto como a mí). 
Algo más tarde empecé a pensar en el tiempo, en cómo se mueve y se escurre, como fluye siempre hacia delante; cómo los segundos se convierten en minutos y luego en días y luego en años, todos corriendo incesantemente en la misma dirección.  Y en cómo nosotros nadamos por ese río lo más deprisa que podemos, avanzando aún más rápido que si nos dejáramos simplemente llevar.
En fin, lo que quiero decir es esto: tal vez tú puedas permitirte el lujo de esperar. Tal vez para ti haya un mañana. Tal vez para ti haya mil mañanas, o tres mil, o diez mil, y te quede tanto tiempo que puedas bañarte en él, entretenerte, dejar que se te escurra entre los dedos. Tanto tiempo que puedas desperdiciarlo.
Pero para otras personas, sólo queda un hoy. ¿Y sabes qué? Es imposible saber a cuál de los grupos perteneces.
Lo que más me ha gustado del libro ha sido la evolución que tiene el personaje de Samantha. No quiero spoilear a nadie, pero si al principio he dicho que Sam era de lo peor, llega un momento en el que se da cuenta que lo ha estado haciendo mal y ahí es donde de verdad empieza a aparecer esa protagonista de carácterdecidido y valiente.

Si cruzas una raya y no pasa nada, la raya deja de tener significado. Si cae un árbol en medio del bosque y no hay nadie que lo oiga, tal vez el árbol no haga ruido al caer. Puedes trazar la raya más y más lejos, y seguir cruzándola una y otra vez. Supongo que es así como algunas personas acaban por salirse del mundo. Es sorprendente lo fácil que resulta escapar de la órbita normal, volar hacia un sitio en el que nadie puede alcanzarte. Perderse, perderlo todo.
Aunque tal vez esto no te sorprenda. Tal vez ya lo sepas.
Si es así, sólo puedo decirte una cosa: lo siento.

Para mí, este libro es un 10, no os voy a decir que tiene una historia preciosa, porque precisamente el libro es triste, pero no te deja con mal sabor de boca (aunque quien lo haya leído puede recordar que hay un personaje que sí que le coges cariño y da mucha penita al final).

Además, como podéis ver en mi perfil y en la columna derecha del blog, podéis haceros fans de los libros de Lauren Oliver en facebook, el grupo lo creé hace unos meses con el permiso de la autora y por lo tanto es oficial. Si queréis conocer más sobre la autora pinchad aquí: página de Lauren Oliver.

2 comentarios:

Claire Van der woodsen dijo...

Me ha encantado tu reseña, le tenía el ojo echado al libro desde hace un tiempo, pero por unas cosas o por otras al final no he podido hacerme con él, pero todo se andará

No conocía el blog, te sigo. Un beso!

Ligeia. dijo...

A mi no me convence demasiado pero me ha gustado tu reseña.
Me he reído mucho con los fragmentos tachados ^^

Te sigo yo también, muac!