5/4/11

El libro del Cementerio, Neil Gaiman



Escuchad esta trágica historia: una familia que duerme, un asesino sin compasión y un huérfano que escapa de la muerte. ¿O no? El pequeño escapa del peligro y consigue gatear hasta lo más alto de la colina. Detrás de la valla que se encuentra, existe un lugar oscuro y tranquilo, un cementerio lleno de una vida especial. El niño es recibido allí donde los muertos no duermen y todos los que allí habitan deciden brindarle su protección, porque fuera, tras la valla que separa a la ciudad de sus fantasmas, el asesino vil espera pacientemente. Pero ¿quién es este niño al que quiere muerto?

Nadie Owens crece en el cementerio con sus padres adoptivos, los señores Owens, y su tutor Silas. Ellos, junto con el resto de fantasmagóricos habitantes del cementerio, serán los encargados de proteger e instruir a Nad para aprender a vivir dentro y fuera del cementerio, en un mundo en el que el hombre Jack es su peor pesadilla y la muerte y sus espíritus son su mejor aliado.

Neil Gaiman nos regala un escalofriante relato en el que entremezcla: escenarios típicos de una película de Tim Burton (a poder ser La Novia Cadáver o Pesadilla antes de Navidad), el suspense de una novela negra (con el entramado del asesinato de la familia de Nad), y el fantasioso y hermoso mundo de una mente infantil como la de nuestro protagonista.


El libro que fue publicado por la editorial Roca Joven, ha tenido dos ediciones diferentes: una primera con la portada en azul en la que encontrabamos al joven Nadie Owens acompañado por su tutor Silas, y el cementerio de fondo.



La segunda versión, es en edición bolsillo, también editada por la editorial Roca Joven. Lo mejor de esta versión, es que viene acompañada por ilustraciones (como las que habéis ido viendo a lo largo de este post). ¿Qué diferencia hay entre las versiones? Pues, aparte de que la edición bolsillo es más barata y lleva dibujitos ^^.... según he leído la primera edición de la novela no estaba muy bien traducida. Así que Roca se ha esforzado por ofrecernos una nueva traducción (la original) y además de añadirle el atractivo de las ilustraciones de Dave McKean.



Así que si queréis reflexionar un poco sobre la importancia de crecer apoyado en la familia y amigos, enfrentar los miedos que te impiden realizar tus sueños y conocer alguna que otra historia de los habitantes del cementerio, te invito a que leas la historia de Nadie Owens, el bebé que sobrevivió (viva mi guiño a HP!).